Un Color, una Pasión

Un Color, una Pasión

Los salones monocromáticos están siendo tendencia este 2018. Se trata de centrarse en un color predominante que marcará el estilo de la estancia y por lo tanto toda la decoración girará entorno a él.

 

Se puede conseguir una estancia monocromática bien pintando paredes de ese color y utilizar muebles de un color neutro para añadir elementos decorativos del color predominante y así combinarlos con la pared, o bien de forma inversa, pintando las paredes de un color neutro y brindarle el protagonismo a los muebles eligiéndolos del color predominante.

Ambas formas son muy efectivas y darán un resultado de sintonía perfecta. ¡Y qué mejor manera de elegir este elemento protagonista que con tu sofá!

A continuación desde El Rey del Sofá te ofrecemos una pequeña guía inspiracional para ayudarte a conseguir el efecto monocromático ideal.

 

  1. EL ROJO, FUERZA Y PASIÓN

El rojo es el color perfecto para combinar con blanco y negro. Para el sofá hemos elegido el modelo con Chaiselongue Giugliano Sofía ya que el color negro de la superficie baja acompaña a la perfección al color rojo. También está disponible en la opción de 3 plazas, 2 plazas conjunto 3+ 2.

 

Para completar el diseño del salón puedes añadirle un par de sillones negros como el sillón Nápoles Nova Acualine y el juego de mesitas de centro Nido Bergamo en blanco y rojo que combinan a la perfección con la gama cromática.

2. AMARILLO, ALEGRÍA Y FRESCURA

El amarillo es un color que llena de vida toda la casa, y lo mejor de todo es que es muy fácil su combinación, con pintar las paredes de un color neutro y añadir algunos elementos decorativos del mismo color o gama, y algunos otros de color amarillo tienes un diseño encantador y fresco. Para predominar el color amarillo aconsejamos definirlo con el sofá, y nuestra elección ha sido el comodísimo sofá - cama de sistema italiano Bottom by Suinta.

 

 

Para completar el diseño con la combinación perfecta e inspirada en la imagen anterior, hemos elegido el juego de mesas de centro Nido Bari en color amarillo y blanco, y la butaca estampada en pata de gallo en tonos grises y azules Nelson Sofingroom.

3. VERDE QUE TE QUIERO VERDE.

Las posibles combinaciones con este color son infinitas, aunque nos hemos decantado por la gama cromática aguamarina ya que se puede combinar con maderas, blancos y negros, lo cual le da ese toque escandinavo que está muy de moda pero sin que el color verde pierda el protagonismo. Como mueble principal hemos elegido la butaca Gertrü Varese 23 en tono verde Menta.

Como elementos adicionales te aconsejamos una mesita de centro de madera clara como la mesita elevable by Pinald y algún mueble de color negro para contrastar como la silla de comedor Golf.

4. EL AZUL, TRANQUILIDAD A PESAR DE SER UN COLOR FRÍO

El color azul en sin duda el color Zen más querido, esto es gracias a que es un color atemporal, por lo tanto puede estar presente en cualquier momento del año.

 

Para que el azul sea el color predominante no es necesario aportar todo de color azul a la estancia, puedes optar por pintar las paredes en tonos azules, incluir un sofá neutro y añadir elementos decorativos en tonos azules, de esta forma serán los pequeños detalles los que marquen la diferencia. El sofá que hemos elegido para ello ha sido el modelo Sharon Divani en gris claro y azul, el sofá perfecto para esta ocasión.

5. TOTALLY ULTRAVIOLET

El color ultraviolet ha sido el ganador del título de color del año 2018 por Pantone. Un color que tiene una gran relación con el espacio y el cosmos. Aquí tienes un gran ejemplo de cómo hacer que este gran color predomine en tu salón. Como mueble principal hemos elegido el sofá Latina.

Aunque si lo que quieres es darle un toque más sutil a tu salón también está la opción de colocar un sofá más clarito como el sofá con chaiselongue Dylan by Divani Go. Y como uno de los elementos decorativos lo ideal sería colocar el puff Buzz en color morado.

6. BLACK & WHITE

Elegancia, minimalismo y seriedad, tres factores de la combinación blanco y negro. Y es que esta gama cromática está muy presente en los estilos decorativos que están de moda como el nórdico y el industrial. Para conseguir el salón blanco y negro perfecto nos centraremos en utilizar el color gris como el predominante, de manera que el blanco y el negro se encarguen de los detalles en paredes y elementos decorativos.

Y combinar del mismo color los muebles del salón con los muebles del comedor es también algo esencial para la decoración Black & White, ya que crea una sensación de orden y completa armonía entre los colores. Como por ejemplo el sofá con chaiselongue Trento Divani y la silla de comedor Rubi.

(*) Las imágenes enlazan a su producto online haciendo 'click' sobre la imagen.

Categorías

Prev
Next

No hay productos

To be determined Shipping
0 € Total

Finalizar compra